Bienvenidos a BELLYDANCE CLOTHES





BELLYDANCE CLOTHES fue creado inicialmente en MSN Groups. Su principal objetivo fue brindar asesoramiento sobre confección de vestuario a todas aquellas bellydancers que por cuestiones económicas no podían realizarlo, a través del material recolectado por mi y los aportes de los miembros del grupo. Con el tiempo, las consultas recibidas y los aportes realizados rebasaron la barrera de la costura y abarcaron otros ámbitos (material para clases, consejos, maquillaje, música, videos, etc.)



BELLYDANCE CLOTHES llegó a contar con la participación de más de 1200 miembros de todo el mundo.

lunes, 5 de julio de 2010

EL TRABAJO CON NIÑAS EN LA DANZA ÁRABE



No hay ninguna duda de que los beneficios de la danza oriental son múltiples tanto para las mujeres adultas como para las niñas,  ya que,  además de todos los beneficios físicos tantas veces citados, enriquece al alumno, lo ayuda a descubrir capacidades nuevas, lo moldea y lo lleva por caminos distintos en la cruzada del autoconocimiento. No es un simple suplemento del currículum, sino una metodología paralela mucho más libre, que juega con el niño y el aprendizaje, dejándolos descubrirse por sí mismos. Ahora bien, aunque la danza no discrimina edades, debemos reconocer que a la hora de “enfrentarnos” a una clase de niñas, aparece un factor extra en la enseñanza con el que no nos encontramos con los adultos: 

“El control de la clase y la disciplina”

 Mi experiencia con la enseñanza preescolar me ha provisto de un par de trucos que he encontrado de suma utilidad a la hora de situarme frente a alumnas de entre 7 y 12 años, y que paso a depositar en sus manos con la seguridad de que les serán  beneficioso: 




“Centrando su atención; El saludo; primer paso hacia la disciplina” 

Todo evento debe comenzar por el principio, y a veces, dónde está el principio es lo que no queda muy claro. Por supuesto que para nosotros no solo es obvio que el principio de una clase es el calentamiento, sino que lo encontramos relajante y vivificador, pero para un infante las cosas no son tan así...
En primer lugar, los niños (o al menos la mayoría) son pequeños torbellinos de energía que no paran un solo segundo exceptuando la hora de dormir, para los que relax es sinónimo de aburrimiento. Es importante conseguir que bajen los decibeles y presten atención al momento, que se interesen e interioricen de lo que van a realizar, de manera que en las primeras clases nos aseguraremos de llevar elementos que las hagan sentir curiosidad y trataremos de dirigir una pequeña charla acerca del baile oriental, sondeando también en sus conocimientos  previos acerca de éste u otros bailes e incluso, porqué no, la gimnasia rítmica. Podemos llevar fotos o dibujos de bailarinas, elementos o incluso instrumentos para que experimenten con ellos.
Ayuda muchísimo poner discretamente un sahumerio, los olores llaman mucho la atención a los niños, y sobretodo mostrarse siempre abierto y dispuesto a responder sus preguntas, así como interesado en sus experiencias. Si a vos no te importa lo que ellos tengan para decir a ellos no les importará lo que vengas a enseñar.  Por supuesto será vital que te sepas sus nombres y que cada alumna nueva se presente a la clase y comparta con todos sus experiencias previas.
Tras esta breve pero significativa llamada de atención sobre tu clase, no sería mala idea que instituyeras un saludo, esta es una técnica que podemos observar en la mayoría de las artes marciales, el saludo, además de la utilidad antes mencionada, es una señal de respeto, yo por ejemplo he elegido un secuencia de cuatro movimientos que dirijo frente a la clase y les he enseñado que significan “la bailarina es gracia, es técnica, es disciplina y es personalidad” acto seguido yo las saludo en árabe y ellas contestan a coro. Este pequeño gesto las centra muchísimo, las organiza casi sin querer e incluso le otorga cierto sentido de pertenencia y de “clan” a la clase que es altamente beneficioso para conseguir su atención, además de dejar caer sobre el ambiente ese aura metafórico, eso que es tan difícil de captar y de lo que todas las artes orientales hacen gala.

“Manteniendo el interés”

Es de vital importancia que la clase (según la edad y atención de las niñas) se organice en principio como una secuencia de juegos y de expresión corporal y cada vez un poco más como lo que todas conocemos como una secuencia de clase (calentamiento, disociación, coreografías, relajación etc...). Por supuesto, a diferencia de las clases de los adultos, trabajaremos desde el primer día con elementos ya que la manipulación de objetos atrae mucho a los niños y tienen mayor facilidad de coordinación que los adultos. Además, podemos amenizar la clase con una pequeña historia acerca del elemento a utilizar.
He aquí algunos “juegos” que utilizo en clase, seguramente a ti se te ocurrirán muchísimos más. Por supuesto cada juego lo anunciaremos debidamente, explicando que para jugar a ello tenemos que tomar un tiempo para aprender los pasos que usaremos, los niños aprenden rápido y no les tomará más que unos minutos, además luego cada vez que anunciemos el juego, como ya lo conocen y les entusiasma, mostrarán más interés en aprender el paso.
 - El círculo de trabajo en puntas. Al ritmo del malfuf o el ayub (esto es ideal porque al ser un ritmo rápido agotan bastante de la energía que traen de fuera y además, como el juego les exige estar prestando atención a varias cosas se confunden y les resulta divertido) irán avanzando en círculo realizando primero un paso en puntas y luego otro (los pasos se pactan en el momento), la dificultad residirá en que el cambio de paso estará indicado por la profesora con los chinchines, un ritmo será un paso y otro (marcadamente diferente) indicará el cambio, la que se equivoque quedará eliminada y así hasta que quede solo una o lo hayan hecho un buen rato.
En este juego no solo aprenderán los dos pasos, sino que agudizarán su oído, se familiarizarán con los ritmos orientales, y desarrollarán equilibrio y destreza en puntas, además de rapidez y agudeza mental.
Este juego no debe realizarse con música de fondo, ya que no serán capaces de distinguir los crótalos, cuando lo dominen, puede complicarse poniéndola.
- Órdenes con los brazos. Este es un juego que he adaptado a nuestra disciplina de los juegos que utilizan los maestros de taekwondo para dar clase a los niños pequeños.
Tomaremos dos o tres pasos simples que vayan acompañados de un movimiento de manos, tras habérselos enseñado, pondremos una música y nosotras solo iremos haciendo un gesto con las manos al que ellas tendrán que responder realizando el paso de dicho gesto hacia delante, atrás, un lado o el otro.
Además de aprender el paso, este juego favorece su coordinación y agilidad mental.
- Pasos con números. Este es un juego que puede utilizarse con cualquier tipo de paso, pero que me gusta utilizar particularmente en el suelo, además de que les resulta fácil ya que los juegos que involucran números son muy populares entre los niños.
Aprendemos, digamos, cuatro pasos simples y los numeramos, las niñas se colocan en fila y la primera ejecutará cualquiera de los cuatro pasos, luego tocará el hombro de la que sigue y gritará un número y la niña siguiente hará el paso al que pertenece ese número, y así hasta que se cansen.
Cuando se lo aprendan bien, podemos complicar el juego, haciendo que se pase de una niña a la tercera, saltándose la que está a su lado, para eso la niña con el turno pasará de largo a la que sigue haciendo un giro por delante de ella y tocando el hombro de la siguiente.
Luego podemos ir cambiando los números por los nombres de los pasos y así conseguir también que se los aprendan.
- Pasando el velo. Este es otro paso que puede hacerse tanto de pie como en el suelo tapadas por un velo grande, es igual al de los número solo que el paso siempre es el mismo, ya que manejar un velo es más difícil, y en vez de pasarse el turno, se pasan el velo, además te permitirá tener capturado todo el tiempo su atención ya que todas estarán ansiosas por trabajar con el velo y estarán esperando que les toque. Si tienes un grupo numeroso, deberías darles dos velos y formar un par de filas para evitar que las últimas tengan que esperar mucho y se desconcentren. 






Bueno, espero que este pequeño ensayo les venga bien, cánsenlas mucho, hagan una buena relajación con estiramientos lindos y difíciles; que les parezca una proeza realizarlos, las niñas son muy flexibles y lo harán incluso mejor que ustedes, y nunca dejen de animarlas y alentarlas, las niñas son dóciles y si hacen todo con amor y paciencia, responderán como lo están esperando.

10 comentarios:

  1. Tema interesante. Le enviare el link a dos amigas que son profesoras de la danza oriental, e imparten clases a niñas.

    ResponderEliminar
  2. guau! me ha encantado este post, me parece muy interesante y el único que he encontrado en la red verdaderamente útil refiriendose a las clases con niñas. En unos meses empiezo con ellas, y seguro que pondré en práctica alguno de los juegos que explicas, me parecen geniales. Muchas gracias por compartirlos

    ResponderEliminar
  3. genial, pronto comenzare a trabajar con niñitas y se me vinieron mil cosas a la mente. gracias

    ResponderEliminar
  4. me encanto llevo trqbajando ya un tiempo con ninas y eh aprendido mucho de este ensayo lo llevare a la practica por favor no dejes de escribir tips o temas de este tipo .

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la publicación, mi duda es ¿a qué edad es recomendable iniciar el estudio de danza árabe? Yo creo que requeriere de gran coordinación y sobre todo disociación del cuerpo, que no se da hasta pasados los 7 años, además de que la danza requere de mover cadera y busto, que las pequeñas aún no tienen, pero no sé si estoy en lo correcto o equivocada.Espero puedan orientarme al respecto!

    ResponderEliminar
  6. Que encantador blog. Agradezco inmensamente tu gentileza al compartirnos lo que sabes. Me ha sido de mucha utilidad pues estoy comenzando las clases con las pequeñas. No dejes de publicar notas por favor

    ResponderEliminar
  7. Agradezco inmensamente tu gentileza al compartirnos lo que sabes. Me ha sido de mucha utilidad pues estoy a punto de comensar clases con pequeñas.

    ResponderEliminar
  8. Excelente artículo, muy buenos tips. Algún consejo para cuando uno solo tiene una alumna? Es que yo bailo y mi prima pequeña (de 10 años) me pidió que le enseñara y no soy maestra ni tengo experiencia enseñando.

    ResponderEliminar